PLANTAS DE OSMOSIS INVERSA

ROCHEM diseña y fabrica plantas desaladoras por ósmosis inversa desde 1982, especialmente para aplicaciones marinas con instalaciones en numerosos buques de guerra.

Las plantas de ósmosis inversa de ROCHEM producen agua potable sin utilizar productos químicos en el proceso de desalación y esterilización. El sistema de membranas único «PF module» se caracteriza por un canal para el paso del agua de mar mucho más ancho que en otros sistemas, lo que previene la caída de rendimiento debida a acumulación de suciedad o depósitos de sal y facilita la limpieza de estas membranas aumentando tanto la vida útil de las mismas como los intervalos entre limpiezas. Además las plantas de ROCHEM tienen un funcionamiento semi-automático permitiendo que la tripulación apenas deba ocuparse de controlarlas incluso ante cambios sustanciales en la temperatura o salinidad del agua de mar.

Las plantas desaladoras de ROCHEM están diseñadas y construidas para desalar y purificar agua de mar, aguas salobres, aguas residuales urbanas e industriales. En el caso de tratamiento de agua de mar cubren un rango de 2 m3/día a 100 m3/día.

    Nombre

    Email

    Mensaje